0 0 0 0

NÚMERO DE VISITAS

DESCUBRE AQUÍ MI LIBRO

RECONOCIMIENTO

MIEMBRO DE LA RMC

CONFERENCIANTE EN



Me decidí a crear este ciclo de conferencias, porque veo que los niños y jóvenes, estamos tan absorbidos por las nuevas tecnologías y por la televisión basura, que se está perdiendo el concepto de lo que hasta ahora los adultos han considerado normal, y que en realidad no se debería perder, porque el tiempo que perdamos ahora en cosas banales y sin fundamento, nos va a ser muy difícil recuperarlo en el futuro.

Después de mucho trabajo, he conseguido darle forma para que resultara interesante, tanto a personas de mi generación; adolescentes y jóvenes, pero también a aquellos que luchan diariamente con nosotros, como son nuestros padres y profesores. Y por supuesto, a aquellos responsables políticos que tienen el deber de difundir y apoyar las ideas constructivas y beneficiosas para la comunidad.

A través de mi experiencia, quiero demostrarles, que si quieres algo se puede conseguir, eso sí; con esfuerzo, sacrificio, trabajo, disciplina y mucha paciencia.

Leer más…






Licencia de Creative Commons Tu éxito está en tu esfuerzo ©2016. Creado por Álvaro Cabo Ciudad®. Todos los derechos reservados. Idea original registrada en la Propiedad Intelectual bajo las licencias de: Safe Creative ID: 1507074578590 y Digital Media Right ID: AAA-1174-02-AAA.074851



"Dar ejemplo no es la principal manera de influir en los demás; es la única manera" Albert Einstein.

domingo, 30 de diciembre de 2018

Vendré a España cuando yo quiera

El programa Espejo Público se puso en contacto conmigo para que escribiera una carta a Papá Noel con mis peticiones. Como me encuentro estudiando en EEUU quise centrarla en lo que a mi ahora mismo más me incumbe, la educación. Parece ser que algunos de los contertulios que se encontraban en el plató no les hizo mucha gracia, en primer lugar que tenga quince años, y en segundo lugar que defendiera el sitema educativo estadounidense, en el cual me he sentido arropado y valorado desde el primer día que entré en el instituto, cosa que no puedo decir de mi experiencia en España. 



(La parte en la que los dos contertulios hablan, supongo que por vergüenza el programa la ha suprimido)
Inmediatamente de que se emitiera mi carta -que yo leí-, la presentadora me preguntó que si conocía al economista Roberto Centeno, el cual, anteriormente había tenido una disputa muy acolarada con otros dos periodistas a los que no tengo el gusto de conocer y sinceramente ni me interesa. Mi contestación a la presentadora fue: "soy fan de este señor desde hace muchos años y seguía su blog asiduamente". Entonces ahí firmé mi sentencia de muerte. Los dos periodistas, a los que vuelvo a repetir, no tengo el gusto de conocer y ni me interesa, esperaron agazapados en sus sillas hasta que tuvieron la oportunidad, no de preguntarme, sino de dilapidarme. A Marta Robles solo le quiero decir que soy compañero de ella en La Razón desde que tengo 12 años, y que su hijo tenga mi edad y no piense o razone como yo, no es motivo para dudar de que si tengo o no adolescencia, creo que por lo menos me merezco un poco de respeto, y creo también que mi trabajo y mi trayectoria se merecen también otro tipo de preguntas.

Como profesional que me considero, acepté sin dudar la invitación del programa a entrar en directo, sabiendo la diferencia horaria y las limitaciones de imagen y sonido, aún así logré hacer un audio decente y mi familia americana se molestó en preparar un pequeño plató de TV para lograr una imagen adecuada para la ocasión. Estuve esperando sentado delante del ordenador desde las cinco de la madrugada, hora estadounidense y entré en directo a las seis y media. Intenté contar mi experiencia como estudiante en EEUU, pero amigos, eso no interesa, como nadie se había molestado en conocer mi historia, pues se dedicaron a preguntarme lo mismo de siempre, que si juego y que si me divierto. Uno de ellos me espetó entre otras cosas, que si tanto me gustaba EEUU y que si soy tan "enterao" que me quede allí, y el otro que el sistema educativo canadiense es mucho mejor que el estadounidense, y que mi carta estaba trasnochada. ¡Qué casualidad! que cuando fuí a respondenderles se "congeló" la imagen, y no tuve oportunidad de réplica ni de desear a mi familia y a toda España unas felices fiestas, en ese momento se acabó la absurda entrevista. Como me encontraba en inferioridad de condiciones, llamé al programa que me había invitado, para poder contestarles, pero no se pudo por problemas de horario.

Así que, como sé más o menos por donde van los tiros, y todo lo que se escape a vuestra manera de ver las cosas -que no de pensar- lo deshechaís isofacto, os voy a contestar. 

Estimados contertulios, comprendo su postura sobre la idolatría del resto que algunos practicamos hacia Estados Unidos, la gente sigue siendo humana y, como consecuencia, hay fallos, muchos fallos, más de los que incluso unos detractores del sueño americano como ustedes se podrían imaginar. Pero algo tendrá el agua cuando la bendicen.
Si bien, su educación hace posible la idea de que el sistema se adapte a ti, en lugar de tu al sistema, aunque sigue sin ser eficiente para todo el mundo, en este país se ha demostrado que es factible. ¿Pero intentarme comparar Canadá, un país con la misma población que el estado de California, con una tasa de inmigración de menos del 1 por ciento con la "Melting Pot", un país donde conviven casi en armonía todas las culturas del mundo? Para mí que hablan de oidas.

Así que solo me queda mandarles un abrazo, espero verles pronto por aquí. Y por supuesto, vendré a España cuando yo quiera, faltaría más.

CARTA A PAPÁ NOEL

Querido Papá Noel. 

No sé si me recordarás, pero a los 10 años aparecí por primera vez en este programa para reclamar, entre otras cosas, un cambio en el sistema educativo. Era Semana Santa, por lo que no te pude entregar una carta para que tú, que tienes el don de la ubicuidad, se la hicieras llegar a todos y a cada uno de los responsables de la educación española. Desde entonces he seguido insistiendo desde mi blog, Mi país a través de mis ojos, y mis colaboraciones en los medios de comunicación. Hoy, cinco años después, me llega de nuevo esta oportunidad. 

Mis peticiones para este año te las puedes imaginar, aunque sigo pensando que si se gozara de un sentiDO común sano todo sería más fácil y diferente.

En esta ocasión no tengo el placer de escribirte desde la mesa camilla con los pies calentitos bajo el brasero con un tazón de leche caliente, pero aún aquí sigo esperando tu magia. Por un momento me detengo a pensar todo lo que ha supuesto este 2018, a nivel personal, he visto cumplir el sueño de mi vida en el que aún sigo inmerso, viajar, vivir y estudiar becado en los Estados Unidos de América. Gracias a mi esfuerzo, y por supuesto, al de mis padres. 

Lo primero que me gustaría pedirte es un sistema educativo para todos. En el que a los estudiantes se nos vea como personas con distintas necesidades, pero con los mismos derechos. Para ello, no pido que hagas ningún milagro, solo que te metas en el corazón de los políticos para que dejen de lado sus intereses para bridar a todos lo que yo estoy experimentando aquí, aunque pensándolo bien, a lo mejor sí que necesitas algún que otro milagro para lograrlo.

Con esto me refiero a que ir al colegio no signifiquen seis horas de absorción de conocimiento inútil para después vomitarlo en un examen, sino un tiempo de aprendizaje a través de la práctica, el uso de las nuevas tecnologías y premiando a los profesores con iniciativa en vez de castigarlos con la indiferencia del sistema y, sobre todo, donde NO se nos corten las alas. Aplicar la igualdad y la equidad.

Y mira, ya que estoy te voy a pedir algunas cosas que he echado de menos este año, a ver si caen:
  • Que nos demos cuenta de la importancia de aprender Historia y Economía, si realmente queremos acabar con la manipulación de los de arriba.
  • Algo que echaré de menos cuando vuelva a casa va a ser ver en las personas espíritu de superación y la cultura del éxito a través del fracaso.
  • Pero si hay algo que echo de menos ahora, eso es a mi familia y a mi país, España, la mayor lección que he aprendido es que tenemos uno de los mejores países del mundo gracias al esfuerzo de muchos antes que nosotros, por favor, cuidémoslo.
  • Por último, como la última vez que te escribí, te dejo una sugerencia por si te apetece hacerme un regalo más material; mándame un jamoncito.

A ti te encomiendo estas intenciones, por favor, haz que no nos olvidemos de todos aquellos que debido a distintas circunstancias, tiene que recurrir a la inmigración, a las ayudas sociales o a la caridad para poder sobrevivir. Cualquiera de nosotros podemos ser el siguiente.

¡Hasta el año que viene! 

Álvaro

¡HASTA LA PRÓXIMA!


También me podéis seguir en mis columnas de

 Además podéis enteraros de todas mis entrevistas y reportajes en

https://www.amazon.es/Ser-inteligente-delito-Pigmali%C3%B3n-narrativa/dp/8415916698

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Te recuerdo que está activada la MODERACIÓN de comentarios, única manera de filtrar spam y trolls, así que es posible que tu comentario no sea publicado de forma inmediata y tengas que ESPERAR UN POCO PARA VERLO. Gracias por tu paciencia!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...